Recuento de daños del viaje

La verdad es que pensaba que mi viaje seria más accidentado, pero lo cierto es que tampoco tuve muchos problemas.

Recuento de daños del “biciclista”:

  • Una fila de unos 7 cortes en la parte trasera del tobillo por clavarme el pedal con pinchos de metal al que no estoy acostumbrado a usar.
  • Rozaduras en los codos y piernas de esquivar algunas ramas, arboles y arbustos.
  • Una ampolla de la ostia en el culo del roce del sillín y el culote.
  • Una ampolla en un dedo del pie de arrastrar la bici en alguna subida de los dos últimos días.

Recuento de daños de la burra:

  • 2,5 pinchazos en la rueda trasera
  • Desajuste de los cambios de los piñones
  • Desajuste de las tuercas y eje de la rueda trasera
  • Desgaste de los tacos de la rueda trasera
  • Desgaste de las pastillas de freno de atrás
  • Perdidas de la pintura del cuadro producidas por el portaequipajes o alguna piedra
  • Oxidación de algunos tornillos por la lluvia

Y diría que nada mas, teniendo en cuenta que pensaba que reventaría la cadena, o que en alguna bajada me pegaría alguna leche, pues no ha habido nada grabe. En cuanto a las pastillas de freno las cambie hace unos días por unas de la marca jagwire y por el momento van de lujo, rozaban algo al principio pero después de desgastarlas un poco van perfectas.

En cuanto a las viejas quedaron así, no es que estén desgastadas del todo, pero al no desgastarse uniformemente, había una zona que rozaba el disco con el metal de la pastillas y hasta con el muelle, entonces al querer frenar la bici ni se detenía ni nada.

Escriba aquí su comentario